Mi Primera Plumilla

Coffee Break | Revista Ellas | Edición N° 1509
Escrito por: Sarita Esses | Editora de Especiales.


Yo trabajaba en un banco. Hace como cinco años me enteré por un amigo que la artista Camila Bernal, conocida como Remedios, iba a dictar un taller de tinta sobre papel en la Universidad de Panamá. Compré todos los materiales, incluyendo esta pluma.

El día del taller empezó a caer un señor aguacero. Me fui desde mi trabajo, mojándome con mi cartulina y chécheres, hasta allá, y cuando llegué, el salón era una caja de zapatos. Empezamos haciendo ejercicios y dibujos, y yo con la plumita. Al terminar regresé a mi casa con las hojas todas manchadas y el enredo que había hecho, pero continué. Rayar hojas con esta pluma se volvió algo religioso. Lo hacía todos los días.

Con el paso del tiempo empecé a hacer ilustraciones y pequeñas exhibiciones. Compré materiales de mejor calidad, sets de plumas mucho más sofisticados, pero no era lo mismo. Esta es la pluma con la que yo me siento feliz. Para mí, lo especial de todo esto, es cómo una cosa tan sencilla puede marcar un antes y un después. Yo trabajaba en el mundo financiero, hacía cosas radicalmente opuestas. Siento que quien soy y lo que hago ahora nació ahí, en ese saloncito apretado, en esa tarde-noche lluviosa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.