¿Por qué todavía no tengo un iPad Pro?

Desde hace un par de meses estoy fantaseando con un iPad Pro. He visto que muchos de los artistas y colegas que sigo han estado trabajando con él y mi primera impresión fue “otro juguete más que nos quiere vender Apple”, pero al ver todo lo que se puede hacer con el app Procreate, entré en un dilema…¿Lo compro y me hago la vida más fácil o sigo fiel al trabajo artesanal que he venido haciendo?

Recuerdo que en un evento conversaba con alguien sobre nuestros estilos artísticos, técnicas, herramientas y demás. El iPad Pro salió en medio de la conversación y yo le pregunté si él encontraba aquella adquisición como un “must” para el artista o si lo consideraba como una fiebre por tener el juguete más popular del momento. Aunque me dijo que le ayudaba a hacer muchas cosas más rápido, admitía que se había dejado llevar por la emoción.

Eso me hizo pensar un poco en las decisiones que tomo a la hora de comprar herramientas de trabajo. No voy a negar que si fuera un rock star con todo el dinero del mundo, me compraría hasta el nuevo “rallador” de Apple, como cariño$amente hemos bautizado a la nueva Mac Pro; eso incluiría por supuesto un iPad Pro, pero en este momento de mi carrera, debo ser honesto conmigo mismo y preguntarme realmente a dónde quiero llegar y luego qué necesito para llegar allá.

Soy amante de la experimentación, y uno de mis ejercicios creativos favoritos es empezar desde cero con lo que hay. Estimular la mente con ciertas limitaciones, te invita a resolver problemas cuyos resultados seguramente no lograrías con un toque de pantalla.

Aunque no descarto la idea de adquirir algunas de estas herramientas en el futuro (no sé si lejano o cercano) me interesa también explorar mis habilidades con técnicas y materiales tradicionales, como lo han hecho algunos de mis artistas favoritos, de quienes les quiero contar por qué me dejan con la boca abierta:

Makerie Studio.

Las ví por primera vez en el Congreso 4GN en Bogotá por ahí en el 2017 y me impresionó como crean mundos olvidados a través del papel y otros materiales para clientes como Dior, Gucci, Prada y una lista que sigue y sigue.

makeriestudio.com


Adolfo Serra.

Este artista español es un maestro en ilustración de libros para niños. Empezó creando proyectos personales como una versión sin texto de Caperucita Roja y su trabajo ha ganado reconocimientos en ferias, bienales e importantes concursos de ilustración infantil. Su proceso creativo nace en el papel e involucra mucha tinta, acuarela y cosas que manchen las manos.

@adolfoserra


Zim and Zou

Este par de franceses trabaja instalaciones hechas de papel que con ayuda de una cámara y muchas horas de amor al detalle, traen a la vida ingeniosos mundos para marcas como IBM, Hermes, Freixenet y otros gigantes de la industria.

zimandzou.fr


Fideli Sundqvist

Esta artista sueca convierte el papel en verdadero arte. En menos de tres años logró lanzar dos libros, apareció en la TV sueca y ganó premios en concursos de diseño a nivel local. Su lista de clientes incluye Louis Vuitton, Canon entre otros y su página web es un deleite para la vista.

fidelisundqvist.com


Paperboyo

Su cuenta de instagram me sorprende todo el tiempo con su creativa forma de integrar la arquitectura y paisajes con siluetas de papel. Su proceso creativo da inicio en la libreta y armado con su cámara, sale a la calle en búsqueda de historias ocultas en las ciudades que visita.

@paperboyo


La tecnología sigue dando pasos gigantes que nos están ayudando a hacer nuestro trabajo más fácil y las nuevas generaciones están creciendo con estos avances. Para nosotros que venimos del “old school” es un momento de muchas oportunidades porque poseemos la habilidad de crear con o sin tecnología con más facilidad, y si aprendemos a desarrollar ambas destrezas, nuestro elemento diferenciador va a adquirir mayor relevancia frente a la competencia, tal como ha sucedido con estos artistas.

Mi mensaje final es que no subestimemos nuestro poder creativo y trabajemos enfocados en nuestros objetivos, antes de comprar la última maravilla tecnológica. Primero debes encontrar tu propia voz y luego decidir con qué herramientas le contarás al mundo tu historia.

Ahoy.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.