Cómo crear una campaña express desde cero usando ilustración.

ENGLISH VERSION

Noviembre en Panamá es un mes algo lento por las fiestas patrias. La mayoría aprovecha los fines de semana largos para irse de paseo o tomar cortas vacaciones. En mi caso, aprovecho esta temporada previa a la navidad para hacer viajes cortos, cursos on-line y tomar breaks creativos.

marmalade-02

Este año, decidí que iría a visitar a mis padres que viven lejos de la ciudad. Tomé entonces un autobús hacia Chiriquí un viernes por la noche y llegué a David (capital de la provincia) a la mañana del día siguiente. Mis padres contentos me esperaban y al llegar a casa no pasó mucho tiempo cuando ambos empezaron a ofrecerme cuanto tenían de la cosecha. —Cómete un par de huevos mijo, la gallina puso. También tenemos limones para hacer una chicha con raspadura. Mira cuantas papayas hemos recogido, ¿no te gusta la papaya?— Yo movía mi cabeza de izquierda a derecha con una mueca tratando de decirle que no soy fan de la papaya, sin embargo algo teníamos que hacer porque al menos 5 papayas ya casi maduras, iban a desperdiciarse si no las comíamos.

Le dije entonces a mi madre —Hagamos una mermelada o algo así, para no desperdiciarlas— Y así fue como empezó esta aventura creativa.

Ambos entusiasmados con la idea, descargamos una receta por internet y nos pusimos a trabajar. El aroma ya se sentía en toda la casa y mi papá en tono chistoso dijo —¡Mermeladas Don José a la venta!— inmediatamente mi mente viajó y pude imaginar el diseño de las etiquetas, el logo de “Mermeladas Don José” y la presentación del empaque. No lo pensé dos veces y empecé a bocetar.

marmalade-03

Para este reto creativo, quise diseñar 3 piezas que me ayudaran a promocionar el producto.  Una etiqueta hecha completamente a mano para reforzar el concepto “hecho en casa”; una ilustración en estilo tradicional para el logo, y algunas fotografías para la campaña en redes sociales.

Regularmente para diseño de una identidad visual, se trabajan piezas vectorizadas (hechas digitalmente punto por punto) con formas muy bien definidas y colores sólidos. Todo depende de la personalidad de la marca, pero dentro del diseño también se puede aplicar la ilustración para un  logo o elementos visuales decorativos. En mi caso, la ilustración era la herramienta perfecta para dar a conocer mi “marca de mermeladas hechas en casa”

Conseguí unos frascos pequeños en una tienda de la localidad y compré papel en color beige (toque antique) para las etiquetas.

Como no tenía impresora en casa de mis padres, dibujé las etiquetas a mano una por una y las puse alrededor de los frascos. Tenía toda la intención de hacerlo lo menos convencional posible y este es un ejercicio creativo que me gusta emplear para lograr resultados diferentes. La dinámica es muy sencilla, pues consiste en cuestionar lo que actualmente ves vs. las formas más ridículas de verlo y luego experimentar para ver que funciona. En el caso de los recipientes de mis mermeladas, los frascos tenían una forma muy curvada de abajo hacia arriba y era muy difícil hacerles una etiqueta plana lo suficientemente grande como para dibujar o escribir. La solución fue hacerles una etiqueta que colgara del cuello del frasco, como un corbatín.

marmalade-01

La parte de la fotografía fue divertida también, porque estando en medio del campo, tenía todo alrededor para crear ese ambiente cálido característico de lo “hecho en casa” Ah y otra cosa importante que debo mencionar, es que no utilicé más que la cámara de mi celular a una hora del día con buena iluminación para lograr un resultado digno de colgarse en instagram.

En resumen, crear tus propias piezas visuales para promocionar tu producto o servicio con pocos recursos, es perfectamente posible. Es cierto que la calidad de una fotografía o un video pueden superar mi prototipo, pero si empleas elementos diferenciadores, puedes lograr resultados igual de impactantes.

La idea de este ejercicio no era hacer dinero con ventas de mermeladas de papaya, sino crear una pieza diferente para promocionar mi trabajo de ilustración a través de las etiquetas; otra forma no convencional de promover tu talento ¿no crees?

Ahora sí ¡LA RECETA!


MERMELADA DE PAPAYA CASERA

Ingredientes:
5 tazas de papaya madura cortada en cubos
3 barras de raspadura rallada
2 limones

Preparación:
Si te gusta la mermelada con textura suave, pon la papaya en la licuadora y haz un puré (no agregues agua), pero si te gusta con trocitos de fruta como a mí, ponlas en una cacerola en la estufa a fuego medio.

Añade la raspadura rallada y revuelve constantemente hasta que la mezcla se empiece a tornar pastosa. Pasados 20 minutos, agrega el jugo de los 2 limones y continúa revolviendo. El limón es un conservante natural para que la mermelada dure más tiempo, pero igual el toque ácido le aporta un sabor diferente y rico a la mermelada.

Pasados 30 minutos, debe estar lista la mermelada, pero si notas que aún está algo aguada, dale un poco más de tiempo hasta que logres la consistencia que deseas. A mi madre le gusta echarle una cucharadita de vainilla (su ingrediente secreto, ¡pero no le digan que yo les dije a ustedes!) sin embargo, queda a gusto de cada quien.

Esteriliza los frascos en agua hirviendo y espera a que se refresque la mezcla antes de llenar los frascos con tu mermelada de papaya casera.

¡Que lo disfrutes!

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.