CeleBRANDo 5 años


Un corto pero intenso viaje.

El 1 de enero de 2016, luego de haber dejado atrás más de 10 años de experiencia laboral, me encontraba en mi escritorio encendiendo la computadora y tomando una taza de café, mientras decía en voz alta: —No sé cómo voy a hacer esto, pero lo voy a hacer—. Era mi primer día de trabajo como creativo independiente.

Los siguientes 5 años trajeron consigo toda clase de experiencias que, sin importar lo alto o bajo que me hayan llevado, me hicieron crecer personal y profesionalmente en medidas que nunca imaginé.

Gran parte de ese crecimiento ha consistido en reconocer mis errores y aprender de ellos, pero también en celebrar cada triunfo por pequeño que sea.

Es por eso que para este 5to aniversario, decidí celebrar organizando una sesión fotográfica que conceptualmente contara lo que ha sido este viaje.

.

Proyecto personal
Fotografía: Rubén Quintero
Año: 2021

Categoría:
Storytelling
Dirección creativa
Dirección de arte
Edición fotográfica


Recuerdo que estando en la Universidad, recibimos la visita de un Creativo que dictó una charla sobre publicidad y mercadeo. El tipo llegó en camiseta, jeans, botas, con el pelo largo y unos lentes. Yo encorbatado, con la camisa perfectamente estirada y zapatos cuadrados solo me preguntaba ¿De verdad generar ideas es un trabajo?

Hoy, después de 5 años de camino como creativo independiente, tengo muy claro que mostrarle tus ideas al mundo es un acto de valentía que requiere mucha seguridad, constante práctica, curiosidad intelectual, enorme disciplina y TONELADAS DE FE EN TI MISMO.

Esto es lo que hago todos los días; ser curioso, pensar sin prejuicios, irme por la tangente, probar helados de todos los sabores y observar el mundo alrededor como un niño de 4 años.



No te tomes las cosas muy en serio. Toma tu trabajo en serio.

Piyush Pandey

La sesión de fotos fue inspirada por diferentes personajes que admiro, mis shows de comedia favoritos y las experiencias que he vivido a lo largo de mi vida profesional.

Sin pensar mucho en el resultado final, el concepto consistió en hacer analogías entre el estilo ejecutivo al que estaba acostumbrado y la forma en que un niño percibe el mundo. En resumen eso es a lo que un creativo se dedica: A pensar como un niño y hacer negocios como un adulto.

Con props de mi exclusiva colección de chécheres, algo de edición fotográfica y cuentos pa’ tira’ pal aire, pude narrar mi tropezado recorrido de forma divertida, original y creativa.


Mi proceso creativo siempre empieza con la investigación. Suelo hacer muchas preguntas sobre cosas técnicas para tener el “big picture” del proyecto, pero también pregunto cosas absurdas para desarmar el script que estamos acostumbrados a repetir, y traer a flote el lado humano.

Lo que sigue después, es abrir el paraguas para poner en orden todas las ideas que vienen bajando y darle sentido a lo que queremos comunicar.

La tarea parece sencilla, pero si de verdad queremos “botarla” con ideas innovadoras, se requiere mucho más que sentarnos a mirar pinterest y escribir lo que se nos ocurra en un papel.

Una lloviznita solo trae más calor; tiene que caer un “palo de agua” pa’ que refresque de verdad. Esto es a lo que yo llamo una lluvia de ideas.



La creatividad es esta capacidad que tenemos de generar ideas nuevas a partir de otras ideas, dejando de lado los prejuicios y las etiquetas. Es espontánea, radical, inocente y rara algunas veces, pero fresca e innovadora cuando la dejamos fluir sin restricciones.

Para mí, ser creativo es atreverse a vestir diferente ¡y dar mucho de qué hablar!


Tus proyectos. Mis ideas. Piénsalo…
hola@josejimenezvega.com