Soy una ciudad llamada Panamá


Me gusta como se escucha al pronunciarlo: Pa-na-má.

Me pregunto ¿cómo será la ciudad de Panamá en 500 años? Nunca lo sabré. Lo que si sé es como fue hace 500 años gracias a este proyecto editorial para el cual tuve el honor de trabajar.

Soy una ciudad llamada Panamá, cuenta la historia de Panamá desde su origen hasta el momento que fue reconstruída en lo que actualmente se conoce como el Casco Antiguo.

La narración en primera persona, nos lleva de la mano junto a Panamá, en un emocionante recorrido a través de la historia donde los animales, el viento, la lluvia y los ríos protagonizan esta aventura.

Cliente: Ciudad Panamá 500
Sector: Arte y Cultura
Año: 2019

Categorías:
Ilustración
Dirección de arte

Análisis

A lo largo de la historia, Panamá siempre ha capturado la atención del comercio a nivel mundial por su privilegiada posición geográfica. Tristemente, este atractivo ha venido acompañado de guerras, violencia y sangre que desde sus inicios cobró la vida de muchas personas, especialmente indígenas que moraban en este territorio.

¿Cómo le cuentas a un niño o a una niña de 10 años todo lo que Panamá atravesó a lo largo de la historia para convertirse en lo que hoy es? Este fue el reto que la Comisión nos presentó a la escritora y a mí para esta obra, que forma parte del proyecto Biblioteca 500 y para el cual se hizo un trabajo profundo de investigación con historiadores, científicos y docentes, que nos ayudaron a navegar a través del material bibliográfico existente.

La escritora tenía en sus manos la oportunidad de contar nuestra historia como nunca antes había sido contada a los niños, y yo de convertirme en el puente visual hacia ese mundo fantástico.


Resultado

Uno de los primeros retos que se me presentó a la hora de crear el personaje principal, fue darle una identidad que conectara con niños y niñas entre 10 y 12 años. Este personaje debía ser divertido y diferente, algo como una criatura fantástica pero con heelys, mochila y laptop.

Para capturar esa esencia, necesitaba escuchar a mi audiencia, en este caso los niños. Organicé entonces un taller de dibujo con niños y niñas entre 8 y 10 años con la intención de descubrir a través de sus ojos, cómo percibían los hechos históricos de la ciudad.

Indígenas con suéteres de rayas, super héroes con capa tratando de salvar a la ciudad y piratas de fuego con ojos penetrantes, eran algunas de las traducciones que estas pequeñas mentes maestras le daban a la historia que les acababa de leer. ¡Esa era la guía a seguir!


Luego de tener definidos a mis personajes, busqué la manera de conectar los hechos narrados por la escritora con nuestra actualidad por medio de analogías. Si la ciudad de Panamá fuera un niño o una niña, ¿Cuál sería su sabor de helado favorito? ¿Qué pasaría si en lugar de comunicarse por medio de cartas, lo hicieran vía whatsapp? ¿Cómo sería el perfil de instagram de un pirata?

Piratas, Tesoros y Biodiversidad.

A lo largo de todo el libro, nos vamos encontrando con personajes que van advirtiendo a Panamá de los peligros que se avecinan. La intención de darle voz a las aves o a las ballenas iba más allá de entretener. Los animales que forman parte de la historia, eran especies que habitaban o siguen habitando nuestro territorio desde aquel entonces.

Además de estar empapado con la historia, necesitaba estar claro con el aspecto de las especies descritas en el cuento: Pericos carasucia, loros frentirojos, ardillas cola roja, monos aulladores y jujuná son solo algunas de las especies que figuran dentro de este libro y lo hacen todavía más rico en contenido.

El capítulo IV del libro narra la historia de Henry Morgan, el pirata a quien muchos acuñan la destrucción de Panama La Vieja de forma equivocada.

Ni santo ni diablo, Henry Morgan fue un astuto estratega que supo mover bien las fichas a su favor. Para contar su historia, ¡qué mejor herramienta que un perfil de instagram para enterarnos de todo el bochinche!

La cuenta de Henry actualmente existe, y si la curiosidad te lleva a stalkear su perfil, puedes mirarlo aquí

El lanzamiento oficial del libro se hizo en la Escuela del Japón el 5 de diciembre de 2019. Mira el video aquí.

Todas las escuelas a nivel nacional y bibliotecas públicas cuentan con una copia de este libro en su colección.

Soy una ciudad llamada Panamá es el noveno de 10 libros que forman parte de la colección Biblioteca 500.

Desde el proceso de investigación hasta su impresión, el libro duró 1 año en crearse.

El libro se comparte bajo una licencia Creative Commons CC BY-NC-SA 4.0



Por último pero no menos importante, también estuve a cargo del diseño de la portada, cuyo lettering está inspirado en la rotulación popular, muy característica de los barrios aledaños al Casco Antiguo, y utilizados también en la decoración de los desaparecidos “diablos rojos”

Si deseas adquirir una copia del libro, aún conservo algunas copias de mi colección privada que están en venta. Para más información puedes escribirme aquí


Fotos: ©José Jiménez Vega


Tus proyectos. Mis ideas. Piénsalo…
hola@josejimenezvega.com